¡Tú no vales la pena, mujer. Vales la vida!

¡Tú no vales la pena, mujer. Vales la vida!

¡Hola, hermosa! No importa si no te lo han dicho, lo importante es que lo sepas. ¡Tú no vales la pena, mujer. Vales la vida! Eres especial, eres pasión, dulzura y fortaleza, eres hermosa, eres un tesoro invaluable, tu sonrisa hace huir la tristeza, tu vida ha cambiado...